Amy Lee en Kerrang 1717!

Amy Lee habla para #Kerrang Magazine sobre el pasado, el presente y el futuro de la banda. Y por supuesto lo tenemos en español.

Blog-post Thumbnail

NOTAS EN LA VIDA. Han pasado 15 años desde que Evanescence se dió a conocer al mundo, y la vida para Amy Lee es hoy irreconocible para lo que ella conocía en ese entonces... mientras la gira de Synthesis de la banda se extiende por todo el mundo, ¡En exclusiva para nuestra revista mundial Kerrang! Encuentra a una vocalista que reflexiona sobre el pasado, enfocandose en el presente y considerando un futuro que está aun sin escribir.

Blog-post Thumbnail

Este verano se cumplirán 11 años desde el "London's Royal Festival Hall" abrió sus puertas de nuevo al público. [...] ¡En los años que han transcurrido desde entonces hasta ahora, la cantidad de conciertos presentados en el Royal Festival Hall por bandas en casa en Kerrang! han sido increíblemente pocos. A pesar de esto, cuando Amy Lee se sienta en las teclas de un piano de media cola colocado en el centro del amplio escenario del Royal Festival Hall, ella lo ve y lo hace sonar. Realmente, eso no es una sorpresa. Como niña y adolescente, la ahora compositora de 36 años, Front Woman y líder con Evanescence tomó lecciones de piano clásico durante nueve años, así como estudió teoría musical y composición en la Universidad de Tennessee.

En 2014, lanzó "Aftermath", como banda sonora de la película War Story. El año pasado, Evanescence presentó Synthesis, su cuarto álbum de estudio, una colección de canciones en su mayoría recientes, re-elaboradas y re-grabadas para incluir paisajes sonoros, electrónicos y arreglos orquestales.

Desde ese inicio aventurero, una gira ha florecido. Después de una caravana por los Estados Unidos en los últimos meses del año pasado, Amy Lee llevó a su banda, al bajista Tim Mccord, al baterísta Will Hunt y los guitarristas Troy Mclawhorn y Jen Majura, a Europa por un mes lleno de presentaciones con 28 piezas en la orquesta, en lugares desde Sheffield hasta San Petersburgo.

Hoy es Viernes Santo, y esta es la prueba de sonido en el Royal Festival Hall. Le tomará a la banda y a la orquesta solo cuatro canciones para prepararse para la presentación con entradas agotadas de esta noche, la primera de dos (una presentación en House-Full en el Hammersmith Apollo continuará en menos de una semana). Mientras Amy cantaba las palabras 'As much as I'd like to feel like a belong here, I'm just as scared as you' dos docenas de admiradores (jóvenes y no tan jóvenes) entraban por una puerta a la derecha del escenario y se dirigin a los asientos hacia el frente para el privilegio de ver la prueba de sonido. Cuando la canción Lost In Paradise llegó a su fin, los fans ofrecieron aplausos educados y autoconscientes, por lo que Amy Lee daba las gracias.

"Cuando tuve la idea de hacer shows como este, sabía que teníamos que hacerlo bien." Es hora de hacer la gira de Synthesis. "Sabía que no sería algo que pudiéramos fingir, del mismo modo que sabía que no podía ser solo [Evanescence] interpretando las canciones que originalmente se grabaron y luego que una orquesta intentando de alguna manera encontrar el camino hacia ese sonido. Así que les hemos hecho espacio en la música. Realmente hemos recuperado nuestro sonido para que tengan un espacio para que las interpretemos. No es solo que toquemos nuestras guitarras distorsionadas como lo hacemos normalmente ".

Sentada en una pequeña habitación en el tercer piso de los camerinos del Royal Festival Hall, Amy Lee admite que, así como la vemos hoy en día, está un poco harta de viajar. El show continúa, como debe ser, pero también lo hace el mundo fuera de la burbuja que es la vida en tour. A principios de este año, el hermano menor de Amy, Robby, murió a la edad de 24 años; En un mensaje en Facebook publicado a principios de este año, ella describió a su hermano como "Uno de mis mejores amigos en la vida y una de sus personas favoritas en la tierra". Hoy en día, este tema no se meciona con Amy, que lleva un vestido negro con brazos grises, se relaja en un sofá de cuero y levanta las piernas hasta el pecho. Mientras un piano vertical se encuentra en el lado opuesto de la habitación.

¡Se ríe de un recuerdo de haber conocido a Kerrang! para su aparición de portada debut hace 15 años. La vida de Amy ha cambiado en la medida en que un espacio en el autobús turístico está reservado para un tal "Jack Lion Hartzler", su hijo de tres años. En un poco más de una semana, madre e hijo regresarán a su hogar en Brooklyn, Nueva York, y reanudarán una vida de tranquilidad que parece al menos tan parte de la identidad actual de Amy Lee como la persona que se parará en el escenario frente a miles de personas en la orilla sur de Londres este fin de semana. "Obviamente, me encanta hacer esto y, obviamente, me encanta la conexión que tiene mi música con las personas cuando la tocamos en vivo", dice. Es fuerte y es innegable. Pero a pesar de lo grandioso que es, después de un tiempo puede volverse agotador y sentirse como un trabajo y es el momento en que tengo que tomarme un tiempo para mi familia y mis amigos. Eso es muy importante para mí. Es importante estar en casa tocando en mi piano. No me molesta estar en Nueva York, así que puedo caminar y ser la persona común que soy. Puedo ir a la carnicería, a la tienda de comestibles y todo ese tipo de cosas "...

Kerrang: ¿Haces tus propias compras? Amy: Si Kerrang: ¿Cuánto cuesta aproximadamente un cuarto de galón de leche? Amy Lee se ve en silencio alarmado Amy: ¿un cuarto de galón? Supongo ... ¿seis dólares?...

Aunque pocos los reconocerían como tales, Evanescence era de las últimas bandas de rock norteamericanas verdaderamente oscuras cuando Wind-Up Records, Después subsidaria de Universal Music Group, firmaron a Amy Lee y su socio musical Ben Moody en el cambio de milenio, y la industria de la música estaba llena de dinero en la medida en que el par pudo pasar dos años en 'desarrollo'. Se mudaron de su casa en Little Rock, Arkansas a Los Ángeles, donde Amy tomó clases de actuación y baile como un medio para combatir su timidez. Mientras tanto, las habilidades de composición de Evanescence se perfeccionaron y pulieron, por lo que cuando su álbum debut Fallen, fue lanzado en 2003, sonaba como si fuera de las grandes ligas. Fueron hechos el uno para el otro, Bring Me To Life, su primer sencillo, en particular, se podía escuchar en la radio con más frecuencia que el informe de tráfico. Según los cálculos finales, Fallen había alcanzado llegar a las casas de unos 17 millones de oyentes. "El éxito de Fallen fue abrumadoramente una bendición". dice Amy reflexionando sobre las glorias pasadas. "El dinero que recibí me dio la independencia y la libertad para seguir la música que quería hacer a continuación, y eso indudablemente supera a la negatividad. Pero también hay veces en que todo ha sido un poco caótico... Muchas de las canciones de ese álbum se escribieron cuando tenía 15 años. Y cuando fueron lanzadas, inmediatamente las personas, pensaron que me conocían. Yo era la chica gótica con el delineador negro. Yo era la que llevaba los corsés. Y esa imagen parecía estar escrita en piedra. No voy a mentir, después de un tiempo empecé a odiarlo. Me encontré realmente queriendo ir en la dirección opuesta y ser alguien completamente diferente. Quería decirle a la gente: "No me conoces". Esto no es lo que soy ".

Cuando Cantas las canciones de Fallen ahora, ¿puedes identificarte con la persona que eras cuando las escribiste? "Sí. Siempre".

Amy Lee se liberó de la sombra proyectada por Fallen adheriendose a que menos es más. Ben Moody abandonó la banda debido a "diferencias creativas" y desde ese momento la única miembro fundadora restante ha dirigido el rumbo de la banda. El segundo álbum de Evanescence, The Open Door, llegó en 2006, y vendió cinco millones de copias. Después de esto, Amy se negó a lanzar más música bajo el nombre de la banda hasta la presentación del tercer álbum homónimo en 2011. "Creo que hay un montón de grandes momentos que me he perdido debido a mi carrera", dice en respuesta a sus repetidas ausencias del ojo público. "Fuimos invitados a tocar en la ceremonia del Premio Nobel de la Paz en Oslo en 2011, y por eso me perdí el funeral de mi abuelo. Y, obviamente, hay cosas como bodas y otros funerales que me he perdido. Y a medida que envejezco, me doy cuenta de que hay cosas que no me quiero perder. Quiero centrarme en las cosas que realmente importan en mi vida, como la familia. Hay momentos en que quiero estar con mi hijo, y llevarlo al patio de juegos. Hay momentos en que no quiero que me reconozcan". Uno de los entendibles y aun admirables problemas apunta a eso, esas ausencias han venido incrementando a expensas de la musica misma.

Junto con las dos nuevas canciones lanzadas como parte del álbum de Synthesis en los últimos 15 años, Evanescence lanzó solo tres álbumes de material nuevo. Amy es lo suficientemente madura para identificarlo con el formato de shows tan largo y con álbumes como Boys For Pele de Tori Amos, Siamese Dream de Smashing Pumpkins y Anything por Björk como piezas de arte que la inspiraron a crear su propia música. En cualquier momento Evanescence se prepara para grabar canciones, sus músicos se retiran a Florida y California para practicar la música que desean lanzar. Pero en este 2018 no hay planes para que esto pase. Y mientras Amy Lee repasa y se cuestiona la idea de enamorarse con el lanzamiento de nueva música en el formato de "album" esta sucediendo lo contrario. "Cuando hacemos música nueva, nosotros no solo vamos, grabamos 3 acordes y la lanzamos" dice Amy. "Yo escribo música todo el tiempo en casa pero la cosa es que no quieres hacerlo al punto de que se sienta como trabajo. Tiene que ser algo por lo que te mueres por hacer de nuevo porque eso es lo que lo hace bueno. He conseguido tener esa pasión". "Pero sigo sostenieno la idea del álbum" dice ella. "Es como cuando escuchaba música cuando era adolescente. El éxito que llegó con Fallen lo usé para investigar el los álbumes que seguia con lo que pude progresar e intentar cosas diferentes. Cada vez que me salía del presupuesto lo hacia por cientos de miles de dólares. Pero las cosas son diferentes ahora, los números no son los mismos". El enfoque al dinero es diferente. Entro en algo ahora básicamente con la esperanza de hacerlo un poco mejor equilibradamente. Lo que no quiero hacer es entrar en eso y perder dinero ". v Kerrang: ¿Puedes decir con certeza que habrá otro nuevo álbum de Evanescence en el futuro. Amy: "Ese es el plan" Kerrang: Eso no suena tan cierto como podría sonar. Amy: "Ese es el plan", Amy vuelve a decir. "Eso es lo que estamos planeando. La razón por la que lo digo así es porque no tengo una línea de tiempo en este momento. Soy mala cuando se trata de planificar el futuro. Realmente necesito no sentirme atrapada en eso. Al final de cada proyecto, siento que necesito un descanso. Solo necesito llegar al punto en el que estoy lista para dedicarme realmente al siguiente proyecto ". Kerrang: ¿Debería la gente estar preocupada por el futuro de la banda? Amy: No, no es eso. Estamos de gira por Europa ahora y en el verano volveremos de gira en los Estados Unidos, así que estamos ocupados. Evanescence está activa. Pero nunca he sido el tipo de persona que planifica lo que vendrá después cuando lo estoy haciendo en este momento. Necesito tiempo para recargarme, y luego sabré lo que depara el futuro ".

Directamente al otro lado del río desde el Royal Festival Hall se encuentra el Savoy, uno de los mejores hoteles de la ciudad. Es aquí donde Harvey Wenstein se alojó mientras estaba en Londres trabajando [...] que se alega que cometió numerosas infracciones en contra de mujeres, donde la Policía Metropolitana está investigando las acusaciones más graves contra el entonces productor de películas deshonrado. Parecía obvio para todos que la siguiente columna en caer sería la de la música rock. Curiosamente, este heno sí puede suceder. Aún así, este año, Kim Dead de the Pixies describió su modelo de cultura y negocios como "misógino", y la relativa escasez actual de los intérpretes de rock femeninos no refleja bien la escena. Por su parte, Amy Lee no parece suscribirse por completo a esta opinión. Ella señala que hay dos mujeres en Evanescence. Ella agrega que una nueva madre, Susan Seiter, dirige la orquesta que toca con Evanescence cada noche. "Tengo que trabajar con más y más mujeres a medida que pasa el tiempo", dice. "Es para saber por dónde empezar (el tema #metoo) porque no tengo una gran historia propia que contar", dice. "No me pasó algo horrible que ahora guardo en secreto. Pero las cosas parecen haber cambiado en mi tiempo y, por supuesto, estoy muy agradecido por eso. Pero eso no quiere decir que haya tenido que pelear mis peleas en el camino ".

Kerrang: ¿Te refieres en el sentido de que las personas hacen y dicen cosas que ahora ves como claramente inapropiadas? "No, no, no", dice enfáticamente. "Creo que se trata más bien de ser tratada como la niña tonta que no sabe lo que es bueno para ella y que necesita que le digan qué hacer. Las personas que piensan que saben mas quierian darme una palmadita en la cabeza. Pero incluso cuando eso sucedió, es difícil saber si lo hizo porque soy mujer o porque era jóven y la gente quería ganar dinero conmigo. Y posiblemente podría ser ambas, porque esas dos cosas no son mutuamente exclusivas. "Pero en el tiempo que he estado haciendo música, he visto que las cosas cambian. Sé que el rock clásico es visto como una reserva masculina, pero hay muchos subgéneros ahora y hay muchas mujeres trabajando en esos campos. Ahora puede trabajar con muchas mujeres en la música rock, y la razón por la que están allí es porque están en lo más alto de su campo, merecen estar allí ". Lo mismo, por supuesto, puede, y seguramente debe decirse, de Amy Lee. Ante el éxito arrollador, absorbente e irrevocablemente transformador de la vida, en 2003 admitió ante este periodista que había llegado el momento en que se sintió como una sensación de la noche a la mañana. La implicación de esto es que es inusual que la sensación de una noche sobreviva para ver el día siguiente. Pero Amy ha sobrevivido, y junto con, digamos, Mike Shinoda es, independientemente de su sexo, uno de los pocos ex alumnos de la clase de principios del siglo 21 que todavía es lo suficientemente popular como para honrar la portada de la revista. [...] Pero aquí en Inglaterra, al igual que en toda Europa continental, Estados Unidos, Australia y Japón, la gente aún se siente atraída por la llama de Amy Lee. Puedes verlo en la cara embelesada de las pocas docenas de personas que han pagado mucho para sentarse en el Royal Festival Hall para mirar y escuchar mientras la banda suena. Y puedes notarlo en el hecho de que más de tres noches, más de 10 000 personas se congregarán para ver Evanescence en la capital de Inglaterra y escuchar canciones que permanecen personales tanto para el autor como para el público. "Creo que me veo como una especie de hermana de insecto", es la respuesta de Amy a la pregunta inevitable sobre si después de 15 años se ve a sí misma como un modelo a seguir. "En mi familia, soy la mayor de muchos hermanos, así que siempre he sido como la hermana mayor de un grupo de niños increíbles, creativos y jóvenes. Y esa relación se ha trasladado al tipo de relación que tengo con nuestros seguidores. Sé que la gente me admira, y también sé que eso es algo que se debe tomar en serio. Era más difícil hacer eso cuando era más joven. Cuando tenía 21 años, cometía errores todo el tiempo. Y estoy seguro de que todavía estoy cometiendo errores, pero ahora me doy cuenta de que hay algo en la música que le habla a la gente y eso es lo importante. "Me doy cuenta ahora de que la música es mucho más grande que yo"


Blog-post Thumbnail "UNA CARTA A MI YO ADOLESCENTE". Amy imparte sabiduría a la persona que ella era hace 15 años...

Kerrang: Que es lo que le advertirías a la Amy Lee que estaría a punto de lanzar Fallen?

Amy: Me diría a mi misma que las peleas que tendrás y las batallas por las que atravesarás valdrán la pena porque cuando esten hechas y las hayas ganado, tu serás la única que aun estará de pie y serás quien a mas le importe lo que estás haciendo. También le diría que trate de no preocuparse porque será mucho mas feliz a sus 30s que cuando estaba cerca de sus 20s pero eso, solo lo alcanzará a través del tiempo y la experiencia. Habrá un punto en donde seré mas feliz siendo yo mas de lo que fui en el pasado. Me diría a mi misma que no me preocupe por lo que la gente piense y eso. Te darás cuenta que lo que quiero para mi misma es importante, aun si en ese momento parece imposible. Me diria a mi misma que aunque me sienta insegura y temerosa, y cuando todo paresca que es un buen trato, llegara un punto donde confiaré mas en mi misma. Me diría a mi misma que me gustará lo que he hecho y seré capaz de mirar tras la música que he hecho y me sentiré orgullosa. También me diría que todo estará bien y que no estoy loca.

Visitas // Usuarios Online